Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 31 de octubre de 2009

¿Jugamos al Kin-Ball?

Para jugar al Kin-Ball lo esencial es contar con tres equipos de cuatro jugadores. Un balón de 1,22 metros de diámetro y una sala cubierta de unos 20 por 20 metros (máximo 21,4 por 21,4 metros).

Los partidos de Kin-Ball duran 45 minutos divididos en tres tiempos de 15 y los cuatro jugadores de cada equipo, que deben ser mixtos, llevan petos identificativos de color rosa, negro y gris.

Al grito de la palabra Omnikin más el color de uno de los equipos rivales (por ejemplo Omnikin Rosa), el equipo atacante efectúa el saque con el objetivo de que el balón toque el suelo en la cancha del defensor, mientras que éste debe impedirlo. Además, es necesario que, en cada saque, todos los integrantes del equipo estén tocando el balón. La recepción puede realizarse con todo el cuerpo y, si finalmente, el balón llega a tocar el suelo, no sólo se lleva el punto el equipo atacante, sino que también el que no ha participado en el juego. Si los receptores consiguen que no toque el suelo, se convertirán en equipo atacante y realizarán el próximo saque.

Esta sucesión de diferentes saques y recepciones unidos a la versatilidad que ofrece, hacen de este deporte una competición intensa y divertida.

Nosotros ,que somos pocos, podemos adaptar las reglas y hacerlo con dos equipos, o hacer los equipos con más o menos miembros. Lo importante es que participe todo el mundo.

Ahí va este vídeo que nos aclará un poco más las ideas. ¡ Espero que se pueda ver!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Eres el visitante número

Entradas populares